Tipos de Tráfico Web

Tráfico Web, ¿Qué es y que tipos hay?

El tráfico web en Marketing hace referencia a los usuarios que visitan una página web.

La captación de este tráfico se puede realizar por diferentes vías como por ejemplo por redes sociales, por publicidad, por contenido web, por vídeos, etc. Por ello, vamos a definir los distintos tipos de tráfico que existen para así saber con qué opciones cuenta un Trafficker Digital para conseguir que los clientes visiten un sitio web y que aumente la probabilidad de compra de los productos o servicios que en ella se ofertes.

Tipos de Tráfico Web

  • Tráfico orgánico o gratuito: Este tipo de tráfico procede de los motores de búsqueda como pueden ser Google o Yahoo. Estas vistas se consiguen de forma natural, cuando un usuario busca por ejemplo en Google “material de gimnasio”, si el sitio web en cuestión cuenta con contenido que esté relacionado con esa búsqueda y además se ha trabajado el posicionamiento SEO, el usuario llegará a la página web.
  • Tráfico de pago: En este caso, el usuario no llega a la web de forma natural y gratuita, sino que se ha invertido previamente una cantidad de dinero para lanzar campañas de publicidad en redes sociales (Social ads) o en Google Adword por ejemplo y de este modo conseguir visitas, leads y clientes. Así, por cada impresión o visita que llegue a la web se paga un CPC, coste por clic o CPM, coste por mil visitas.
  • Tráfico directo: Se trata de aquellos usuarios que han entrado tras trascribir en el buscador la URL del sitio directamente, ya sea porque conoce la empresa, porque es cliente habitual, porque se lo han recomendado, etc.
  • Contenido patrocinado: Consiste en que a través de un artículo en un blog de una marca se incluya un backlink, es decir, un enlace que lleve a nuestra página, todo ello a cambio de una comisión.
  • Tráfico de referencia: Aquellas visitas que llegan mediante un enlace desde otras páginas o blogs que son externos a tu site principal. Por ejemplo, un blog que habla de la marca e incluye un link hacia la página web.
  • Tráfico social: Este tipo de tráfico procede de las redes sociales como pueden ser Facebook, Linkedin, Instagram, Twitter, entre otras. Si un usuario comparte contenido acerca de la marca, se puede generar una cadena de usuarios que tengan curiosidad por ver la recomendación de esa persona que se encuentra entre su círculo social y de este modo conozcan la marca y lleguen a la web.
  • Email: Se obtiene tráfico a través de campañas de email marketing.
  • Otros: Con otros hacemos referencia a esas visitas que no se pueden encuadrar en los grupos anteriores y de las cuáles hay cierta incertidumbre sobre el canal del que proceden.

Parte de la información ha sido extraida del Curso de Trafficker Digital de Inesem Business School.